Impuestos en Portugal, lo que debe saber

Impuestos en Portugal, ¿por qué es una buena idea invertir en Portugal?

Portugal es un país desarrollado, seguro, pacífico y un excelente lugar para que los inversores extranjeros traigan su dinero, esto gracias a las numerosas exenciones tributarias las cuales buscan facilitar la inversión extranjera, pero primero es necesario entender el sistema tributario portugués con el fin de entender sus exenciones y qué beneficios acarrea.

Una persona física será considerada residente fiscal en Portugal si cumple cualquiera de los siguientes criterios: (i) ha permanecido más de 183 días, consecutivos o no, en Portugal en cualquier período de 12 meses que empiece o termine en el ejercicio fiscal correspondiente; o (ii) tiene una vivienda y existen una serie de circunstancias que permiten suponer la intención de conservarla y utilizarla como residencia habitual cualquier día del período mencionado.

La escala móvil del impuesto sobre la renta en Portugal oscila entre el 14,5% y el 48%.

Rentas imponiblesTasa (%)
De €Hasta €
07.11214,5%
7.11310.73223
10.733 20.32228,50
20.32325.07535
25.07636.96737
36.96880.82245
Más de 80.82248

Para los residentes en Portugal, los ingresos laborales de todo el mundo, las pensiones, los alquileres y la mayoría de los demás ingresos del año se suman para calcular su factura del impuesto sobre la renta.

Cabe destacar que, para aquellos que estén casados, hay beneficios fiscales que valen la pena. Este beneficio de cónyuges consiste en que se promedian los ingresos de ambos, es decir, que si uno gana 110.000 € y el otro 10.000 €, los impuestos se calcularán como si fueran dos personas que ganan 60.000 € cada uno. Esto es muy favorable para aquellas parejas en las que uno de los dos gana mucho dinero, o el otro tiene pocos ingresos, o no trabaja.

Una vez hemos calculado la base imponible y el importe resultante en función de la escala progresiva de tipos impositivos, este importe se ve reducido en función de los créditos fiscales.

impuestos en portugal

¿Qué son los créditos fiscales?

Los créditos fiscales son conceptos varios que reducen directamente el importe que hay que pagar al fisco portugués en concepto de impuestos sobre la renta. Algunos de los créditos fiscales más importantes son los siguientes:

  • 35% de los gastos generales de la familia, con un máximo de 250 €
  • 15% de gastos sanitarios, con un máximo de 1.000 €
  • 30% de gastos educativos, con un máximo de 800 €
  • 15% de gasto en alquiler, con un máximo de 502 €
  • 15% del gasto en IVA en restaurantes, talleres y peluquerías, con un máximo de 250 €

El Régimen fiscal específico para los residentes no habituales (RNH) que, en la práctica, actúa como una exención fiscal aplicable a la gran mayoría de las rentas de origen extranjero. Para solicitar la aplicación del régimen de RNH, Portugal ha adoptado un enfoque más bien laxo basado en el cumplimiento de dos condiciones: (i) el primer requisito es que el solicitante no haya sido considerado residente fiscal en Portugal en los cinco años anteriores al momento en que fije su residencia en dicho país; (ii) el segundo es que merezca la consideración de residente fiscal en Portugal en un determinado ejercicio según los criterios generales de residencia.

Desde el 2009, este régimen especial permite que los residentes no habituales paguen un tipo único del 20 % sobre todos sus ingresos obtenidos Portugal, con independencia del monto alcanzado, esto permite que una renta alta pague un tipo similar al que abona una renta baja, además el hecho de que los ingresos percibidos del extranjero están exentos de tributar, hacen altamente atractivo el mencionado modelo, funcionando de la siguiente manera:

  • 0% sobre ingresos que hayamos recibido desde fuera de Portugal, como por ejemplo inversiones que tengamos en otros países
  • 10% sobre el dinero que hayamos recibido o sacado de nuestro plan de pensiones
  • 20% sobre los ingresos que hayamos recibido de nuestras inversiones en Portugal, o de nuestro salario si somos empleados, cabe recalcar que siempre y cuando nuestra profesión sea una de las consideradas “de alto valor añadido”

Una vez adquirida la condición de residente fiscal no habitual, este régimen favorable se mantiene durante un período de 10 años consecutivos. Deberá ser solicitada a las autoridades fiscales portuguesas, que decidirán caso por caso, tras un procedimiento de evaluación.

Otro gran beneficio en Portugal es que no existe como tal un impuesto que grave el patrimonio, tampoco Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones en el caso de hijos o cónyuges, siendo así que en este caso no hay impuesto de transmisión. Pero si los receptores de esos activos son personas que no son hijos o cónyuges del donante, se deberá pagar un impuesto de transmisión de esos activos del 10%.

¿Por qué es una buena idea invertir en Portugal?

Con todo lo que acabamos de mencionar podemos asegurar que el panorama fiscal resulta altamente atractivo para la inversión extranjera, ya que nos brinda de numerosas oportunidades para tributar de forma más cómoda, pero recuerde asesorarse con un abogado con conocimientos de derecho tributario portugués para asegurar evitar futuros inconvenientes.

 

Cibergrafía:

https://www.theportugalnews.com/es/noticias/2021-03-12/los-impuestos-portugueses-en-2021-lo-que-hay-que-saber/58764

https://www.portugalglobal.pt/ES/InvertirenPortugal/Sistema%20Fiscal/Paginas/ImpuestoRentaPersonasFisicasIRS.aspx

 

Dejar un comentario