Insolvencia de persona natural no comerciante en Colombia

La estabilidad económica de las personas puede variar a lo largo de su vida: hay periodos de donde se está bien y otros periodos en los que no se tienen los suficientes recursos.

Estos periodos de escasez e inestabilidad económica pueden causar un endeudamiento en la persona, la cual que se ve obligada a adquirir más deudas para intentar salvar otras, causando un quiebre en su patrimonio y en sus finanzas.

Es por esto que surge la insolvencia de persona natural no comerciante, un mecanismo que busca ayudar a los colombianos de buena fe, a lograr un acuerdo con sus agentes acreedores para lograr una reestructuración y paz y salvo de todas sus deudas.

A continuación, te explicaremos más a fondo sobre la insolvencia de persona natural no comerciante, en qué consiste, quienes pueden acceder a esa herramienta y los benéficos que le trae.

¿Qué es la insolvencia de persona natural no comerciante?

La insolvencia de persona natural no comerciante es un mecanismo que permite a la persona que tiene obligaciones financieras en mora, el poder negociar con sus acreedores un plan de pago que se ajuste a las necesidades del deudor con el fin de poder liquidar sus pasivos. Este mecanismo se encuentra en el Código General de proceso, en el Título IV.

Como su nombre lo indica, este mecanismo esa diseñado para las personas no comerciantes, es decir, que no desempeñan una actividad económica considerada mercantil, las cuales están señaladas en el artículo 20 del Código de Comercio Colombiano.

En el artículo 532 del Código General de proceso se especifica, que solo las personas naturales no comerciantes pueden declararse insolventes mediante esta figura. Las personas no comerciantes que hagan parte de grupos financieros o sean controlantes en sociedades mercantiles, estarán sujetos al régimen previsto en la ley 1116 de 2006.

Para qué una persona puede acceder a este mecanismo tiene que:

  • Contar con 2 o más deudas u obligaciones con diferentes entidades u otras personas naturales con una moratoria de más de 90 días.
  • O, Que cursen contra la persona 2 o más procesos ejecutivos o de cobro.

Sin importar los casos, las deudas deben representar menos de un 50% del total del pasivo a cargo.

¿Qué permite realizar la insolvencia de persona natural no comerciante?

Este mecanismo le permite a la persona natural no comerciante:

  • Negociar sus deudas con los diferentes acreedores para normalizar su vida crediticia.
  • Convalidar los acuerdos privados a los que llegue con sus acreedores.
  • Liquidar su patrimonio.

Este mecanismo esta pensado para las personas que, si bien no cuentan con las facilidades económicas, muestran interés por organizar su vida crediticia.

insolvencia-de-persona-natural-no-comerciante

¿Qué se puede negociar en una insolvencia de persona natural no comerciante?

Se busca negociar las deudas que en el momento posee la persona; estas deudas pueden proceder de:

  • Créditos hipotecarios, prendarios, créditos de libre inversión y cuotas de tarjetas de crédito.
  • También se pueden negociar deudas con entidades públicas y privadas, como los impuestos ante la Dirección de impuestos y Aduanas Nacionales.
  • Arriendos y administración del hogar u oficina, cuentas de servicios públicos atrasadas, cuotas de vehículos o almacenes donde se haya solicitado crédito.
  • Cuentas y pagos atrasados con cooperativas, colegios o universidades.

Beneficios de la insolvencia de persona natural no comerciante

Este mecanismo no es una excusa para fomentar la cultura del endeudamiento, por el contrario, busca ayudar a las personas a reorganizar su vida crediticia; darles un respiro y brindarles una negociación con sus acreedores para pagar sus deudas en cuotas que sean justas para ambas partes.

Cuando se logra un acuerdo, se suspenden todos los procesos judiciales contra el deudor a su vez, se imposibilita el cobro de impuestos e intereses y embargos. También se pierde la posibilidad por parte de los acreedores, de iniciar nuevos procesos ejecutivos en contra del deudor.

Una vez logrado un acuerdo, todos los acreedores deben ajustarse a la decisión, incluso lo que no están a favor. El pago de la deuda no debe superar como plazo los 5 años, salvo si se trata de procesos de créditos hipotecarios, en este caso, se puede pactar plazos más largos, según lo acordado con la entidad financiera.

En General la insolvencia de persona natural no comerciante es un salvavida para las personas que están en una crisis económica o están a punto de caer en ella. Es un mecanismo que le da la posibilidad de pagar sus deudas en un plazo y cuotas que se ajustan a sus necesidades e ingresos.

Dejar un comentario