Ius sanguinis o derecho de sangre para la ciudadanía italiana

Italia

Se denomina ius sanguinis al derecho que acompaña a una persona debido a su sangre, es decir, debido a su ascendencia familiar.

Así, cuando se habla de la posibilidad de adquirir la ciudadanía italiana por ius sanguinis, se quiere decir que a los descendientes de un italiano les acompaña el derecho de solicitar el reconocimiento de su nacionalidad italiana por herencia, en cumplimiento de ciertos requisitos y en virtud de lo dispuesto por la circular K.28.1 de 1991.

En Colombia, particularmente, se estima que existen unas 2’000.000 de personas con antepasados italianos, producto de la inmigración al país alrededor del siglo XIX, cuya cifra aumenta considerablemente si se tienen en cuenta no solo a los italianos quienes inmigraron directamente a Colombia, sino también a sus descendientes quienes, habiendo nacido en otros países, llegaron a Colombia en años posteriores.

 

¿Cómo saber si puedo obtener la ciudadanía italiana por ius sanguinis?

Dado que se trata de un derecho de sangre, hay que hacer una investigación de los orígenes familiares, para determinar si hubo un antepasado italiano en la familia, siendo un buen indicio de ello los apellidos de origen italiano.

Un buen comienzo para este rastreo es una simple búsqueda del apellido en bases de datos genealógicas como Family Search o Geneanet. Posteriormente, puede consultarse con los familiares para detectar a algún antepasado italiano.

Si ello rinde frutos y se obtiene una posible coincidencia del apellido o un posible familiar, puede pasarse a una indagación más profunda, consultando los registros civiles y partidas de bautismo hasta llegar a ese posible familiar italiano en línea ascendente.

 

¿Qué es la línea ascendente?

Es una línea imaginaria que se dibuja entre las personas que descienden unas de otras, como entre tus abuelos y tus padres o entre tus abuelos y tú.

 

¿Hasta qué generación debo buscar?

Aunque no existe un límite referente a hasta qué generación puede transmitirse la nacionalidad italiana, la ley establece que solo podía transmitirla quien hubiere sido ciudadano de la república italiana, que se constituyó hasta el 17 de marzo de 1861, por lo que es necesario que el último familiar italiano haya sobrevivido por lo menos hasta ese día para haber adquirido la ciudadanía él mismo y, por lo tanto, haberla heredado a sus descendientes.

 

¿Qué hago si tengo un antepasado italiano?

Puede solicitarse el reconocimiento de la ciudadanía italiana por vía administrativa o judicial, pero debe tenerse en cuenta que, hasta el 1° de enero de 1948, fecha de expedición de la constitución italiana republicana, sólo los varones tenían ciudadanía y, por lo tanto, solo ellos podían transmitirla, lo que no significa que, si tu antepasado italiano es mujer, no puedas adquirir la ciudadanía, sino que solo podrás solicitarla por vía judicial. Entonces, puedes elegir:

  • Vía administrativa:

    • Si todos los familiares en tu línea ascendente son hombres.
    • Si el hijo/a de la primera mujer en la línea ascendente nació después del 01/01/1948.
  • Vía judicial:

    • Siempre que lo desees, especialmente si son varios de la misma familia que desean adquirir la nacionalidad italiana.
    • Si el hijo/a de la primera mujer en la línea ascendente nació antes del 01/01/1948.

 

 

1
1

¿Por qué elegir una u otra vía?

Si tienes la posibilidad de elegir, podrías preferir la vía administrativa si:

  • Quieres y puedes viajar a Italia para hacer el trámite.
  • Deseas esperar a la apertura de las citas para el trámite en la embajada colombiana.

Mientras que podrías preferir la vía judicial si

  • Son varios en tu familia quienes desean solicitar la ciudadanía.
  • No puedes hacer el viaje hasta Italia.

 

¿Por qué?

  • Por agilidad en el trámite: La vía consular, que corresponde a un proceso administrativo desde otro país, está tan congestionada en la mayoría de países que el trámite está previsto para tardar años (3, en Colombia, de acuerdo con el consulado). Por otro lado, si se tramita directamente en Italia, eligiendo correctamente la provincia y si no se presentan complicaciones, puede tardar tan solo 2 meses.
  • Por concurrencia de solicitudes: Si varias personas en tu familia que comparten al mismo ancestro italiano (padres, tíos, hermanos y primos) desean hacer la solicitud conjuntamente, pueden pagar una única tasa, para un único juicio, y tramitar todas las solicitudes a la vez.

 

Requisitos y documentación

Una vez seguro de que tienes un ancestro italiano que pudo transmitirte la ciudadanía, debes obtener:

  • Certificado de no renuncia a la nacionalidad italiana.
  • Registro civil de nacimiento del ancestro italiano.
  • Registros civiles de nacimiento, matrimonio, divorcio y defunción de cada uno de los integrantes de la línea ascendente.
  • En caso de divorcios, prueba de reconocimiento de los hijos.
  • Registros civiles de nacimiento y matrimonio (si aplica) propios.
  • Copia del pasaporte.
  • Árbol genealógico diligenciado.
  • Copia de la cédula de ciudadanía del cónyuge del solicitante (si aplica)
  • Prueba de residencia.

Nota: Los documentos que no fueren expedidos por autoridad italiana, deberán ser presentados con su respectiva apostilla y traducción oficial.

 

Costos

De acuerdo con la página del consulado italiano en Bogotá, la tarifa consular correspondiente a la solicitud de reconocimiento de la ciudadanía italiana por un mayor de edad colombiano es de €300.

Por otro lado, el juicio en juzgado italiano cuesta alrededor de €3000.

Sin embargo, el costo total, ya sea por vía judicial o por vía administrativa, variará de acuerdo a la cantidad de documentos a obtener para realizar la solicitud, el número de solicitantes, si se realizará en Italia o en el exterior, entre otros.

 

¿Quedas con alguna duda?

Te dejamos el vídeo explicativo del consulado italiano en Bogotá.

 

¿Todavía tienes dudas?

Contáctanos para una asesoría personalizada. Escríbenos aquí y con gusto atenderemos tu consulta.

¿Qué incluye nuestro servicio?

  • Asesoría personalizada.
  • Solución de dudas.
  • Trámite de apostillas y traducción
  • Acompañamiento en la consecución de los documentos necesarios.

Deja un comentario

× ¡Contáctanos!